Saltar al contenido

Retinto

Sello de la pura raza retinta.
Comprar carne de retinto

«La vaca del Guadalquivir, que se pasea en la playa»

Los animales se crían en extensivo, moviéndose libremente por cientos de hectáreas en convivencia sostenible con el bosque mediterráneo alimentándose principalmente del pasto natural.

La carne de Retinto auténtico lleva el logotipo «Raza Autóctona 100 %» del Ministerio de Agricultura y el de «Carne de Retinto» de la Asociación nacional de Criadores de Ganado Retinto Selecto.

Nuestras carnes forman parte del menú especial en algunos restaurantes con los reconocimientos Michelín y Bib Gourmand, y mostramos algunos tras esta selección de carnes premium.

Carnes de Ganado Vacuno Retinto

¿Ya lo has probado?

Comprar carne de retinto online.

Carnes de vacuno retinto. En esta selección de carnes premium le presentamos chuletón de retinto, tanto buey como vaca vieja y ternera, entrecot, solomillos y otros cortes nobles de esta magnifica raza andaluza.

Entrecot y chuletón de Vaca Retinta y Macho Castrado

La Carne de Retinto está certificada por la Asociación Nacional de Retinto. La vaca Retinta, así como el macho castrado de ganado retinto ofrecen la mas excelente calidad en chuletón y entrecot, así como en carrillada, tira de costilla y otros cortes, poco conocidos en España, pero enormemente apreciados en francia, como la entraña y el vacío de vacuno.

La alimentación natural que la dehesa ofrece en las distintas estaciones, durante el cebo con piensos naturales y las características genéticas de la propia Retinta son la base de la excelente calidad de nuestra carne.

La vaca retinta pasta de forma natural en la dehesa entre Zahara y Vejer y es por ello que se la conoce en la costa gaditana, donde frecuentemente se va a descansar frente a las olas, como la vaca que se pasea en la playa. 

¿Dónde comer carne de retinto?

La carne de Retinto es la marca de la casa en restaurantes de renombre entre los que podemos citar algunos de su propio entorno:

  • Restaurante el Duque de Medina Sidonia (Cádiz): Con el reconocimiento Bib Gourmand en el ed. 2017 de la Guía Michelín de España y Portugal.
  • Venta la Duquesa, en la carretera de Vejer de la Frontera a Medina Sidonia (Cádiz): Reconocimiento Bib Gourmand.
  • Restaurante Atrío en Cáceres: Doble estrella Michelín. Desta su solomillo en un primer pase en forma de tartar a la mostaza y un segundo pase de solomillo de retinto asado con costra de hierbas.
  • Corral del Rey, en Cáceres: Incluido en la sección Michelín: Especializado en parrilladas al carbón de encina con carne retinta.

La carne de vacuno retinto

Las claves de este manjar parten de la alimentación y los mimos de los ganaderos, como Antonio, en la Dehesa de Vejer.

Una peculiaridad de la carne de retinto es que no se consume justo después del despiece. Se deja macerar de forma controlada o madurar durante unos 15 a 20 días en el caso de los añojos y de 30 a 40 días en el caso de la vaca y el buey. Esto permite que baje el PH de la carne y por tanto, las fibras se vuelvan más tiernas, de modo que las preparaciones con esta carne resulten muy tiernas, jugosas y sabrosas.

De impresionantes vacas retintas que pastan libres en el campo, y apoyadas con paja, heno y granos, sale una de las carnes más exquisitas y naturales del mercado, el retinto.

La carne de la que proceden nuestros chuletones, entrecots y solomillos procede de animales que alcanzan un peso de unos 1.200 a 1.300 kilos de peso.

La alimentación natural de la vaca retinta

El retinto es un ganado ancestral con la capa de color caoba y que nos ofrece una de las mejores carnes de vacuno de nuestra tierra.

Es una de las razas de vacuno mayor más puras de España. Es la vaca que ocupa las dehesas del sur de España, Desde Extremadura hasta Cádiz, y es llamada la vaca «ibérica», por las extraordinarias propiedades y sabor de su carne, ganadora de importantes catas a ciegas.

Dentro de la alimentación de la vaca retinta se incluye alrededor de media alpaca de heno por animal y día. A parte de las gramíneas que pastan libres por el campo y piensos formados tan sólo por granos naturales mezclados para darles una ayuda a las vacas retintas en época de cría.

De este modo, la alimentación del ganado retinto es caro, en comparación con las carnes de vacuno industriales, pero el resultado vale la pena.

Es una carne rojiza, alejada de las pálidas carnes industriales. Además al carecer del agua acumulada por las vacas de cría intensiva, el ganado retinto ofrece carnes que no encogen y no se recuecen al ponerlas en la plancha o la brasa al estilo pepechuleton.

El ganado es muy resistente y soporta bien las condiciones de calor del sur de España, lugar en el que reside desde hace milenios.

Es una vaca que camina mucho recorriendo las grandes dehesas en busca de pastos. La finca de Antonio, con unas 50 cabezas de ganado retinto selecto abarca unas 100 hectáreas de terreno en el corazón de la provincia de Cádiz.

Origen de la raza

La raza retinta es una de las mas puras de España. Procede de la Bos Taurus Turdetanus que llegó al sur de la península en épocas milenarias desde Oriente Medio, dando lugar a esta variedad especialmente adaptada as las condiciones climatológicas del Sur.

Carne de ternera retinta, un tesoro para el paladar

Con el nombre de ternera retinta se denomina a una raza de ganado vacuno también conocida como retinta del Guadalquivir. Constituye una de las razas puras y autóctonas de España llegada a Europa desde Oriente Medio en la época prehistórica.

Desde siempre este lujo para el paladar ha formado parte de nuestro paisaje, aunque no siempre ha recibido el reconocimiento que merecía debido a sus estupendas propiedades tanto gastronómicas como nutricionales. Pero, ¿qué hizo cambiar la forma de ver a la vaca retinta? Vamos a dar un paseo por la historia y las propiedades excepcionales de esta carne sin igual.

Orígenes de la ternera de la raza retinta

Las vacas, toros y terneros pertenecientes a la raza retinta han vivido desde tiempos inmemoriales en los campos gaditanos, en las dehesas, en las grandes llanuras, en la sierra e incluso en la playa de Zahara. Se criaban en libertad, alimentándose de pastos, arbustos, ramas, bellotas y todo aquello que le pudiese ser de utilidad. Aparecían principalmente en Extremadura y Andalucía donde se adaptaban perfectamente al clima y a las condiciones de estas zonas, contribuyendo a mantener el ecosistema natural de las mismas. La explotación del ganado permite mejorar la estructura del suelo, contribuye a la fertilización del mismo, la hierba que se consume es a una cierta altura, por lo que puede recuperarse adecuadamente, una forma de cuidar el entorno mientras los animales se desarrollan correctamente.

Son animales que mantienen un gran parecido con los bisontes que se pueden contemplar en las pinturas rupestres. De aspecto feroz, cornamenta espectacular y color de piel rojo intenso, responsable del nombre que recibe esta raza, la ternera retinta ocupo un puesto diferente en la escala social desde sus inicios. Debido a sus características físicas, robustas y resistentes, con una masa muscular equilibrada, cuello fuerte y a su capacidad para adaptarse sin problemas a las inclemencias del tiempo, resultaban muy populares como animales de carga. Son capaces de soportar sin problemas grandes diferencias de temperatura como puede ser el cambio del verano al invierno. En la época de los Reyes Católicos la raza retinta era utilizada para el transporte de mercancías entre los yacimientos y los puertos de exportación.

El paso del tiempo y la cada vez mayor preocupación por el cuidado de la alimentación ha llevado a ver a esta raza con otros ojos debido fundamentalmente a su alimentación. La retinta pasta a sus anchas en libertad, sin tensiones ni estrés, alimentándose de productos totalmente naturales, lo que le permite disponer de una carne jugosa, tierna, de textura excelente y de un inconfundible sabor.

Actualmente, la mayor cantidad de ganado retinto se concentra en la provincia de Cádiz. Tan popular es hoy día esta carne que se organizan rutas gastronómicas dedicadas a ella. En una población pesquera de Cádiz, en Zahara de los Atunes, tiene lugar este tipo de eventos que permite que todo aquel que lo desee pueda deleitarse con el sabor único de una tapa de retinto acompañada de una cerveza bien fría, la mejor manera de mirar a la vida de una forma diferente.

Valor nutricional de la carne de retinta

La ternera de la raza retinta es una fuente estupenda de proteínas, un material imprescindible para la formación de las células del organismo. La carne roja es un alimento imprescindible que contribuye a la regeneración de los tejidos ya que aporta minerales como el hierro, el zinc, el calcio, el fósforo, el potasio o el magnesio.

La carne de vaca es especialmente rica en zinc mineral, empleado en la asimilación y almacenamiento de la insulina. Además, resulta muy beneficioso para el sistema inmunitario, así como ayuda en el proceso de cicatrización de heridas.

También es fuente de vitaminas B2, B3, B6, B12, E, y A entre otras, imprescindibles en los procesos de producción de energía en el organismo, la asimilación del hierro, la metabolización de hidratos de carbono, proteínas y grasas, etc.

Degustar un delicioso solomillo de ternera, una hamburguesa gourmet, un entrecot de ternera, un chuletón de ternera, una carrillada de ternera o un osobuco de ternera no es solo una fiesta para el paladar, sino que además es una apuesta por la salud. Es la mejor manera de dar al organismo la materia prima que necesita para poder funcionar correctamente.

¿Qué diferencia la carne de retinta del resto de carnes de ternera?

La respuesta a esta pregunta es muy sencilla y todo aquel que la haya probado podrá contestarla fácilmente, su sabor. La carne de esta raza de ternera criada principalmente en el sur tiene poca grasa y un sabor inconfundible. Su textura es excelente y su jugosidad única, todo ello debido a la especial alimentación que posee. Al igual que los cerdos ibéricos viven en libertad, la raza retinta pasea por la playa tranquilamente, desde Vejer de la frontera a Zahara de los Atunes, alimentándose de los productos que encuentra y que en cada momento le apetece. Es una raza tranquila, que disfruta de un entorno envidiable y bello, sin estrés, sin los abarrotamientos que una granja puede suponer para los animales. Vivir en estos espacios tan especiales, en las dehesas y grandes llanuras, gozando de una alimentación totalmente natural, sin productos artificiales destinados a provocar un aumento de peso en el animal permiten obtener una carne de sabor inconfundible, sana, natural y que da a cualquier plato un sabor único. Un verdadero lujo para el paladar, un tesoro para la alimentación y un placer para los sentidos, todo un conjunto de virtudes personificado en la carne de ternera autóctona de nuestro país.

Formas en las que se presenta la carne de retinta

Comercialmente, la carne de esta raza de vaca se comercializa de tres formas diferentes: la ternera, el añojo y el novillo.

Los animales con denominación de ternera son aquellos que se sacrifican entre los ocho y los doce meses y que han sido alimentados fundamentalmente con leche materna, piensos de base vegetal y hierba.

Si el animal es sacrificado entre los doce y los catorce meses de vida se denomina añojo.

El novillo tiene entre veinticuatro y cuarenta y ocho meses, habiendo pastado toda su vida en libertad y completando su alimentación con piensos de origen animal vegetal y heno.

Existe también el buey, un macho castrado al que se le ha conseguido calmar su temperamento modificándole el sabor y la textura de la carne.

La carne de retinta, al igual que el resto de las carnes, requiere de un proceso de maduración desde el momento del sacrificio del animal hasta su consumo. Esa maduración suele durar en torno a 7 días. En ese tiempo se produce un oscurecimiento natural de la misma, sin el uso de aditivos ni conservantes que indica el natural proceso de maduración. En el caso de la carne de retinta, el color más rojo que presenta se debe a que su contenido en agua es menor que en otras carnes.

Métodos de cocción de la carne de ternera de la raza retinta

Existen diversas maneras de cocinar la carne de vaca o de ternera. A la plancha, al horno, hervida, en guisos, fritas, etc., técnicas de cocción diferentes que proporcionan resultados distintos.

El asado de la carne consiste en una cocción a fuego fuerte, lo que proporciona una costra superficial en la misma que permite que conserve todos sus nutrientes. Además, se obtiene una carne jugosa y sabrosa.

En el caso de la cocción al vapor, los hervidos o los guisos, en los que se emplean temperaturas hasta 100 ºC durante un periodo más largo de tiempo, se produce una mayor pérdida de vitaminas solubles en agua.

El horneado, donde se utiliza una temperatura de hasta 200 ºC sin aplicar llama directa, resulta muy recomendable ya que produce alimentos más sanos y libres de grasas adicionales, utilizadas en otros tipos de cocción como son los fritos.

Las barbacoas y las parrillas emplean temperaturas de hasta 400 ºC utilizando una llama directa. Este hecho genera algunos compuestos químicos que pueden producir daños en el organismo a largo plazo, por lo que no resulta recomendable abusar de este tipo de cocción de la carne. En el caso de cocinar la carne de esta forma resulta mucho más aconsejable utilizar madera de roble o nogal que quema de forma más limpia que otras maderas.

La plancha es uno de las formas más adecuadas para el tratamiento de este tipo de carne ya que permite que durante el proceso de cocción esta esté en contacto con los jugos que va liberando, manteniendo en todo momento su sabor tal como es.

A la plancha, al horno, en guiso o frita, la carne de este tipo de ternera autóctona de España resulta un verdadero placer, un regalo para el paladar que merece ser degustado como es debido.

Algunas recomendaciones para cocinar la carne de la mejor manera posible

Resulta muy recomendable eliminar la grasa visible de la pieza de carne que se va a preparar. Esta solamente aporta grasa que supone un aumento de calorías del alimento y puede ocasionar un aumento del colesterol en sangre.

Para conseguir un guisado menos calórico y más saludable se puede sustituir una parte del aceite por un mayor contenido de verduras, legumbres u hortalizas.

Antes de cocinar la carne se puede ablandar con un utensilio de cocina destinado a este fin o con un rodillo de cocina para conseguir que sus fibras sean más tiernas y el resultado final resulta mucho más agradable al paladar.

Dónde se puede comprar carne de retinta de calidad

Disfrutar de esta carne es darse un homenaje, es decir a la vida que estamos aquí para disfrutar de todo lo bueno que tiene para ofrecernos y que estamos dispuestos a aprovecharlo todo al máximo.

Disponer de un establecimiento que ofrezca productos de calidad, con las máximas garantías de satisfacción es fundamental para conseguir la materia prima para dar vida a platos deliciosos como los comentados anteriormente o para elaborar una hamburguesa de ternera con la que sorprender a todos los comensales.

Carnes Campo Natura ofrece productos de primera, especializados en proporcionar mariscos, carnes de cerdo ibérico y ternera de la raza retinta natural de Cádiz de una calidad excepcional para que sentarse a la mesa sea siempre una fiesta y un motivo de celebración. Es el resultado de la pasión por el sur ya que debido a su proximidad y conocimiento de esta zona de España se centra en la venta de sus productos típicos. Proveedores de particulares y restaurantes han sabido hacer de su pasión un medio de vida y una forma de ofrecer los mejores productos de la forma más cómoda posible, desde la comodidad de nuestro hogar, gracias a la ayuda de un ordenador y de una conexión a Internet es posible seleccionar los alimentos que se desean adquirir, dando un paseo virtual por su extenso catálogo. En el caso de la ternera de la raza retinta se envía directamente desde Paterna donde se encuentra la cabaña ganadera de esta especie.

En Carnes Campo Natura podemos encontrar hamburguesas elaboradas con carne de ternera de la raza retinta presentadas en dos tamaños diferentes, de 110 gramos o de 200 gramos, unas hamburguesas que se presentan con un color rosado que se aleja bastante del color pálido y acuoso que suelen tener las carnes industriales. Esta hamburguesa de ternera, así como el resto de productos procedentes de esta raza, ha recibido galardones culinarios y diversos éxitos en numerosas pruebas de cata gracias a su carne tierna, jugosa y sabrosa que sorprende a todos los paladares. La mejor manera de degustar un plato popular como la hamburguesa de ternera con el toque de sofisticación que solo la carne retinta puede proporcionar.

Si se quiere disfrutar de una parrillada elaborada con esta carne de una calidad exquisita, en Ventanaalsur ofrecen a sus clientes los productos necesarios para hacer realidad este sueño gastronómico. Unos deliciosos churrascos de ternera, entraña de ternera, o chuletón de retinta de la mejor calidad para disfrutar de un momento único donde el paladar se convierte en el protagonista de todos los sentidos y se eleva a un estado superior de placer. Y para completar esta experiencia también se ofrece un lote de Cádiz, compuesto por chuletón de ternera pura retinta y vinos típicos, para que no falte de nada en la parrillada con sabores del sur. Una forma sencilla, cómoda y agradable de disponer de los mejores productos de nuestro país, con la total tranquilidad de estar tratando con profesionales experimentados en la preparación y envío de este tipo de alimentos para que todos los pedidos lleguen a sus destinos en las mejores condiciones posibles.

También se pueden encontrar entrecots, carrilladas, tacos de ternera o vaca retinta para preparar todo de tipo de guisos y platos, chuletones, etc., un mundo de sabores, de texturas y de aromas al alcance de nuestra mano gracias a un producto autóctono de España que demuestra su calidad con solo mirarlo.