Saltar al contenido

Comprar carne de cerdo a domicilio.

carne de cerdo blanco a domicilio.

Carne de cerdo blanco a domicilio

Ahora puedes comprar carnes de la gama “La Abuela” mas económicas de cerdo blanco o nuestras carnes premium de cerdo ibérico de bellota. Carnes de diario para la familia

Cerdo Ibérico de Bellota

Además de nuestra gama de carnes de cerdo blanco tradicionales puedes ver los cortes premium de carne de cerdo ibérico de bellota.

Cerdo ibérico

Cerdo ibérico y cerdo blanco

5 Diferencias

Aquí te explicaremos algunas diferencias entre el cerdo ibérico y el cerdo blanco, además descubriremos porque su sabor es tan peculiar

1. Genética.

La principal diferencia entre estos cerdos claramente es su genética. Las propiedades que presenta la carne del cerdo blanco y del cerdo ibérico hace que su sabor sea completamente diferente.

Cerdo ibérico

Existen algunas variedades dentro de los cerdos considerados ibéricos, como retinto o entrepelados. Estas razas mantienen características originales ya que casi casi no han sufrido alteraciones genéticas.

Cerdo blanco

Por tener razas muy consumidas por la gente han sufrido mayores cambios. La industria ha modificado su genética por lo que en la actualidad son muy diferentes a las razas originales.

2. Patas, orejas y hocico.

Otra forma de poder diferenciarlos, es observando la forma y tamaño de sus orejas, hocico y también sus patas. A diferencia de los cerdos blancos, los cerdos ibéricos poseen patas más altas y delgadas.

Por ello cuando compres una pata de jamón ibérico, esta debería ser más estilizada.

3. Piel

Otra diferencia que podemos encontrar es la piel. Los cerdos blancos tienen una piel más clara y delicada, por lo que no pueden estar muchas horas bajo el sol.

En cambio los cerdos ibéricos poseen una piel más oscura y en muchas ocasiones más peluda. Esto se debe a que pasa mayor tiempo en el sol, ya que en su mayoría viven en libertad.

4. Grasa

El cerdo ibérico posee más acumulación de grasa en su cuerpo, esto se debe al tipo de dieta que tiene. Usualmente la carne de cerdo ibérico es mucho más jugosa y exquisita. Esto se debe a que posee un porcentaje de 50% de grasa panceta y tocino.

5. Sabor

El sabor entre el cerdo ibérico y el cerdo blanco también varían, ya que llevan diferentes estilos de vida y de alimentación.

Por otro lado la curación de la carne también es diferente, por lo que ambos desprenden olores y sabores únicos. El olor y sabor del cerdo ibérico es un poco más fuerte debido a la alimentación que tuvo, que se basa principalmente en bellotas.

Recetas con carne de cerdo

Ahora que ya conocemos un poco la diferencia entre la carne de cerdo ibérico y la carne de cerdo blanco, veamos algunas exquisitas recetas que podemos compartir con la familia y amigos

Chuleta de cerdo al horno

Ingredientes (para 4 personas)

  • 8 Chuletas de cerdo.
  • 800 gr a 1 kg. de patatas.
  • 95 ml. de vino blanco.
  • Aceite de oliva
  • Tomillo y pimentón al gusto.
  • Sal y pimienta molida al gusto.

Preparación:

Cortar las patatas en cubos grandes, luego proceder a colocarlas en una bandeja para hornear. Una vez puestas en la bandeja echarles sal, pimienta, y tomillo y pimentón al gusto.

Una vez que tengamos nuestras patatas sazonadas, agregarle el vino blanco junto con un chorro grande de aceite de oliva, y removemos.

Hornear las patatas durante 30-45 minutos a 200°. Luego sacar del horno y reservar. Ahora prepararemos las chuletas.

En un tazón, sazonar todas las chuletas de cerdo con sal, pimienta, tomillo y pimentón. Una vez que este sazonado agregarle un chorro de aceite de oliva. Dejar que repose de 10 a 15 minutos.

Una vez transcurrido ese tiempo, sellar la carne en una sartén con aceite caliente. Cuando todas las chuletas estén listas, ponerlas sobre la bandeja con papas y agregarle un poco más de vino blanco. Meter al horno y hornear durante 10 minutos a 200°.

Sacar del horno y servir con acompañamiento de tu preferencia.

Filete de lomo de cerdo a las finas hierbas

Ingredientes (para 4 personas)

  • 500 gr de lomo de cerdo.
  • 1 hoja de laurel.
  • 30 ml de vinagre blanca.
  • Aceite de oliva.
  • Sal al gusto.
  • Patatas para acompañar (opcional).

Marinado:

  • Hojas de perejil fresco.
  • 1 cucharadita de orégano seco.
  • Pimienta al gusto.
  • Media cucharadita de tomillo.

Preparación:

Primero, colocar los filetes de cerdo en un tazón y agregar el perejil fresco, orégano seco, tomillo y pimienta al gusto y mezclar. Luego agregar un chorrito de vinagre y dejamos que repose durante 30 a 45 minutos. Para que absorba todos los sabores.

Mientras esperamos que se marine la carne, prepararemos nuestras patatas fritas, para ello procedemos a lavar y pelar nuestras patatas. Luego, las cortamos en bastones.

Calentar una sartén con aceite de oliva, y proceder a freírlas, agregando sal al gusto. Cuando estén listas las colocamos en una fuente con papel absorbente y reservamos.

Pasado los 45 minutos, calentar una sartén con aceite de oliva y colocar los filetes de lomo de cerdo, dejar que se cocinen. No olvides agregarle algunas hojas de laurel seco y sal al gusto.

Después de 15 a 20 minutos, revisar que la carne este cocinada y proceder a servir junto con las patatas o el acompañamiento de tu preferencia.

Costillas de cerdo al vino blanco

Si buscas unas exquisitas tiras de costillas de cerdo para disfrutar con tu familia, puedes adquirirlas entrando a nuestro catalogo online.

Ingredientes (para 4 personas)

  • 1kg. de costillas de cerdo.
  • 250 ml de vino blanco.
  • 3 a 4 dientes de ajos.
  • 1 cebolla blanca grande.
  • 8 a 10 patatas.
  • Aceite de oliva.
  • Tomillo, sal y pimienta al gusto.

Preparación:

En una bandeja ponemos las costillas de cerdo y salpimiéntanos por ambos lados. Reservamos.

Ahora picaremos nuestra cebolla blanca, primero hay que lavarla, pelarla y partirla por la mitad, luego procedemos a cortarla en finos trozos cuadrados. Cuando este lista la guardamos en un plato para utilizarla después.

En una sartén colocar un chorro generoso de aceite de oliva, subir la temperatura y dejar que caliente. Luego, poner los ajos con cascara y dejar que se doren, moverlos constantemente para evita que se quemen, y luego los retiramos.

Sobre el aceite caliente, vamos a colocar las costillas salpimentadas previamente. Puedes ayudarte con unas pinzas de cocina para ponerlas sobre la sartén. Dejar que se doren por ambos lados hasta que estén listas, luego las retiramos en un plato aparte.

Ahora colocamos en la sartén la cebolla picada junto con una pizca de sal y removemos, dejar por unos 3 a 4 minutos hasta que se cocine. Finalmente agregamos las costillas, junto con los 2 dientes de ajos fritos.

Agregar el vino blanco junto con un vaso con agua hervida o caldo de carne. El caldo debe cubrir las costillas, luego tapamos la sartén y dejamos hervir durante 30 a 45 minutos hasta que la carne este tierna. Finalmente agregar una pizca de tomillo para intensificar el sabor.

Mientras esperamos que la carne se cocine, vamos a preparar las patatas. Lavamos, pelamos y cortamos las patatas en bastones. Luego, procedemos a freírlas en aceite de oliva bien caliente, no olvides agregarle sal al gusto.

Tip: Puedes ayudarte con un tenedor para pinchar la carne de cerdo y saber si esta lista.

Ahora si cuando nuestras costillas de cerdo estén listas, las servimos calientes, acompañadas de nuestras deliciosas patatas fritas.

¡Que lo disfrutes!

Enviar mensaje
1
¿Puedo ayudarte?
¡Estoy aqui para ayudarte!