Si consume carnes de estas calidades es muy probable que sea ducho en el tema, no obstante le recomendamos que primero espere a que la barbacoa no de olor a humo y productos de encendido. Selle fuerte, pero no con calor excesivo, y deje poco hecho el interior. Es aconsejable poner la parrilla inclinada hacia adentro, para que la grasa escurra hacia adelante y no se produzca llama justo debajo de la pieza. Aunque al ser un animal muy adaptado al sur desde hace milenios, no es una vaca muy grasa. 

Responder